S w a m i

 

Al compás de la insólita tonada del Swami, compuse el microcuento y su viñeta ¡Larga Vida al Plenilunio de Julio, verdaderamente asonante en la poesía desértica de este espejismo Lunar....!



El faquir dormía profundamente sobre lecho de tachuelas con las guías del bigote enredadas en su puerco espín amaestrado. Junto a la noria el yogui comía hojas de lechuga y flotaba su apenas visible cuerpo en el agua. El chela recitaba mantras jamás soñados por los viajeros, que sentían un reconcomio sano en este zoco revelador.

El pequeño Ismael no atendía nada más que al niño solitario del turbante pálido mientras tocaba la exótica flauta abombada. Del cestón de mimbre untado con pez, se elevaba una soga castaña tres metros al compás. Después, el diminuto flautista, trepaba por la maroma y desaparecía en el éter. En ese instante, Ismaelillo cogió el canasto, el instrumento, la soga ya amontonada y corrió.

Luego en la soledad del aduar, imitó melodías. Para su pasmo, una mamba negra ondulaba hacia la vertical casi hipnotizándolo. Hasta que de la propia negrura ofídica surgió una manita que cogió la tapa del aparejo de mimbre y cubrió todo. Cuando salió Ismaelillo de su abstracción vio al otro niño sonriendo a punto de irse con sus cosas del ceremonial.

Antes de irse del aduar le dijo:

-Condimenta tu pelusa con sabiduría y serás de los nuestros.





[Homenaje Panteístico a La Luna Llena del séptimo mes] 









Y coincidiendo con tal estío de hervencias, cabe preguntar....

"are we Human?  Or are we dancers?   

En todo caso, por un instante inacabable.....S o y    S w a m i !!!




a     B a i l a r  ......! ! ! ! ! ! ! !

Comentarios

  1. Ya falta menos para el plenilunio de julio, el próximo día 24. Muy lógico que el fákir tuviera un puerco espín para las guías de su bigote. Los soldados de ulanos se marcaban las puntas de sus bigotes con la cera derretida de los cirios de las iglesias, el primer lugar al que acudían al tomar una población, para atusarse los bigotes.
    Tu excelente relato me ha traído recuerdos de Nasrudín, el exótico personaje que publicaba en El Víbora el dibujante Carratalá .
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
  2. Como dice Miquel Zueras, Los bigotes son muy importantes, lo qcual me hace pensar que el relato esta cuidadosamente elaborado y se ha hecho mencion a ese detalle. Ahora la vision del chiquillo y la canasta de mimbre me recordo casi como si estuviera ante un espejo. Una escena tipo fractal.

    ResponderEliminar
  3. Que relato tan original. bello y rico en vocabulario, casi tendría que venir con la enciclopedia, ja,ja, pero siempre aprendo contigo. Me ha parecido trasladarme con tu dibujo (super chulo) y las letras, a una pequeña población nómada, propia de la india, árabe... lo de ; "desaparecía en el éter" es magistral, como si el niño estuviese soñando y el otro, visionando las escenas. Y lo de "Condimenta tu pelusa con sabiduría y serás de los nuestros", lo de la pelusa podría venir de ¿la envidia?.
    ¡Caray! vaya homenaje a la Luna tan fabuloso.
    Realmente, escribes de fábula, mis felicitaciones sinceras, también por tus dibujos, dueño de ti mismo. ¡Bailemos!! la canción es para eso.
    Feliz verano, y próximo plenilunio.

    Saludos cordiales,

    Siempre un graaaaaan placer leerte, Juan.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares